El primer amor: recuerdo bonito, idealización, u obsesión

Normalmente, preguntar por el primer amor, y generalizar sobre ello es complicado, sin embargo, si que hay muchas personas que vienen a consulta y tienden a hacer una comparación de su actual relación de pareja con la que tenían anteriormente, definida como su primer amor, donde la pareja actual puede que no ocupe un buen lugar en ese momento respecto al primer amor, ya que en el recuerdo hay nostalgia,de que las cosas fuesen idílicas.

El primer amor, es un sentimiento  de enamoramiento profundo novedoso, en el que los neurotranmisores implicados en el bienestar se activan y la persona entra en un estado de euforia, equilibrio, paz… cuando tiene a la persona amada a su lado, es todo bonito, y se idealiza a esa persona hasta el punto de que se considera el ser más perfecto y maravilloso del mundo, no se le encuentra ningún defecto, y la imaginación fantasea con encontrarse con esa persona generándose imágenes ideales de esos encuentros como si se tratase de cual película romántica.

Más o menos la edad a la que empiezan a manifestarse esas sensaciones de enamoramiento, donde se puede llegar incluso a no comer, o no dormir, estar pendiente de una llamada, dónde puedo encontrarle… es propio a partir de los 10 años de edad.

Cuando hablamos de primer amor, nos referimos a la idealización de la persona en todas sus características, ya que en ocasiones, también se puede confundir con pasión, dado que la atracción física también conlleva la liberación de una serie de sustancias químicas en el cerebro, pero el amor va más allá de la parte física, la persona tiene características personales, ideas, conocimientos, o actúa de forma que se considera armoniosa.

Dado que la idealización del primer amor es muy potente, normalmente, el recuerdo que suele dejar en la memoria es muy bonito, a no ser , que esa relación haya sido desastrosa, una relación de este tipo se acaba por el choque con la realidad de la idealización al no ser lo que se esperaba.

En ocasiones, se puede generar cierta obsesión, o nostalgia, recordando los momentos pasados y las sensaciones vividas con ese primer amor, pero sólo son recuerdos, que traen aprendizaje, pasar esas primeras sensaciones, y el recuerdo puede ser dulce y amargo a la vez. Las personas cambian, igual que las situaciones, sentimientos, el amor también, es algo que trabajar diariamente y si hay un recuerdo obsesivo hacia una persona o has idealizado a alguien, lo mejor es buscar centrarte en tu cuidado, tus metas, y las personas que si tienes a tu alrededor.