Trastorno Obsesivo Compulsivo: definición, tipos y tratamiento.

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), es un trastorno que genera ansiedad, y se caracteriza por la presencia de pensamientos o ideas repetitivas, fijas, que generan malestar, miedo, preocupación, angustia, o ansiedad. Con el objetivo de acabar con estas sensaciones, que además son muy desagradables, y por otra parte por querer dejar de pensar en esas ideas, la persona, recurre a realizar conductas compulsivas que se transforman en rituales o ideas exageradas.

Obsesiones:

Las obsesiones son los pensamientos, las ideas recurrentes, e incluso las imágenes que alguien se forma en su mente, la persona puede estar horas debatiendo con su pensamiento si hacer una cosa de una forma o de otra, quedando sumida en un diálogo continuo con sus pensamientos, los pacientes que padecen de TOC, lo llegan a definir como una pelea con ellos mismos, es decir, saben que su pensamiento, o sus ideas no son lógicas, pero sienten la necesidad de realizar alguna acción que haga que esos pensamientos se vayan, y de esta forma sentirse más tranquilos.

Entre las obsesiones más frecuentes, nos encontramos con las siguientes:

  • Necesidad de orden y simetría: Obsesión por que todo esté ordenado, esta obsesión lleva a la persona a sentirse realmente ansiosa, si se encuentra en un entorno desordenado, sintiendo la necesidad de poner orden inmediato. Ejemplo: “Necesito que los cristales estén absolutamente limpios, o soy un fracaso.”
  • Miedo excesivo a que les pase algo a los seres queridos: Las personas con esta idea, son capaces de no salir de casa por miedo a que si salen, están perdiendo tiempo con sus seres queridos, y si salen, pueden tener la continua preocupación de si les pasa algo a su familia, será su culpa por haber salido. Ejemplo: “Si cojo el cuaderno rojo en lugar del azul, le va a pasar algo malo a mi madre.”
  • Miedo a contaminarse: Tener esta idea, genera un miedo exagerado, a cualquier germén, o suciedad que pueda haber, una persona con esta idea, necesita que todo esté más que limpio, y pasa gran cantidad de tiempo dedicado a la limpieza, como también rechaza asistir aun lugar donde pueda haber virus en el aire como el centro médico. Ejemplo: “No voy a ir a casa de Lucía porque tiene la gripe y me la puede pegar, además su casa no está tan limpia.”
  • Miedo a deshacerse de algo que pueda necesitar en un futuro: Quienes tienen miedo a deshacerse de recuerdos por el valor sentimental, objetos, ropa…, al final acaban acumulando cosas innecesarias que van a utilizar pocas veces o ninguna, sin embargo, la ansiedad que les produce deshacerse de ellos, puede ser más fuerte que la lógica, y es costoso modificar tal patrón desadaptativo. Ejemplo: “Cómo voy a tirar ese cuadro si hace 10 años me costó muchísimo trabajo reunir dinero para comprarlo”

Compulsiones:

Las compulsiones son conductas motoras, es decir, acciones, o pensamientos cuya finalidad es reducir o eliminar el malestar que producen las obsesiones.

Entre las compulsiones más frecuentes, nos podemos encontrar:

  • Lavarse las manos cada vez que se toca algo por miedo a la contaminación.
  • Comprobar la puerta, alarma, trabajo…, por miedo a que por un error se les reproche.
  • Repetir algo hasta que salga “perfecto”.
  • Contar mentalmente.
  • Ordenar de forma sistemática.

Tratamiento:

El tratamiento para el TOC con Terapia Cognitivo Conductual, ayuda a mejorar los síntomas para que estos no limiten el día a día,  hay personas que necesitan tratamiento toda su vida, y cuando se da la combinación de psicoterapia junto con farmacoterapia, el tratamiento es más efectivo, ya que los antidepresivos y ansiolíticos ayudan a reducir la activación fisiológica de la ansiedad, y los antidepresivos mejoran el estado de ánimo, el médico especialista en salud mental, será el encargado de valorar si es necesario el tratamiento farmacológico.